La reseña crítica es una excelente manera de motivar a otros a leer. Así lo hicieron los estudiantes de grado once a través de distintas reseñas. He aquí un ejemplo de ello.

 

RESEÑA LOS CUENTOS DE CHARLES PERRAULT

 

1. Titulo Creativo: Charles Perrault y sus pequeños grandes cuentos.

2. Ficha técnica.

- Nombre del libro: Cuento Caperucita Roja.

- Autor del libro: Charles Perrault

- Año en que se escribió: septiembre 2001

- Editorial: Panamericana.

- Numero de páginas: 135 Pág.

- Tipo de público: Infantil.

3. Resumen

La historia de caperucita roja trata sobre una inocente niña que es enviada por su madre al bosque a visitar a su abuela, en el camino encuentra a un particular personaje, un lobo, el cual se muestra primero como un amigo para convencerla y así engañarla para que ella tomara el camino mas largo para la casa de la abuela; con el fin de que el pudiera llegar mucho antes que ella. Al lograrlo, se comió a la pobre viejecita, se disfrazo de ella y espero muy pacientemente a Caperucita cuando ella llego no dudo un solo segundo y de un tragón se la comió.

4. Recomendación del libro.

Este es un cuento presentado con una estructura tradicional, su lenguaje y forma de presentar las imágenes nos indica que es una lectura dirigida a la literatura infantil.

En mi opinión es un texto que lo podemos abarcar en cualquier edad, sencillo, pero con una trama interesante de manejar.

5. Conclusión.

Para finalizar recomiendo esta lectura y en general el libro porque podemos hablar de distintos temas, podemos encontrar diferentes cuentos infantiles de los cuales podemos hablar desde diferentes puntos de vista de acuerdo con el lector, es una manera muy divertida de volver a la infancia y manejarlos tal ves desde una perspectiva totalmente diferente a la que hemos tenido toda nuestra vida.

 

6. Reseñador: Lizeth Vanessa Duarte Moya 1104 JM

Una de las características de los estudiantes de la promoción 2019 del colegio Carlos Albán Holguín es su pensamiento crítico. Así lo demuestra nuestro exalumno Cristian Mendez del curso 1104 en el siguiente fragmento de análisis del libro "1984" 

 

“1984”

(Por Cristian Méndez, estudiante del curso 1104)

 

1.    La novela en general me pareció pausada, pero la historia te logra enganchar de una u otra forma. El primer capítulo es algo pausado así que si no estás acostumbrado a este tipo de lectura probablemente dejes la lectura en su primera o segunda parte, pero si logras sobrepasar este obstáculo te aseguro que te atrapara de igual forma que me atrapo a mí.

 

Si tengo una queja seria solo una. Me considero un buen lector, por más pausada que sea la lectura tengo la paciencia de continuar y no saltarme nada del texto, ya que, considero que por más pequeño que sea el detalle podría ser esencial o fundamental para el desenlace de la historia y, al saltártelo, perderías totalmente el hilo de la historia, pero una parte de la novela pudo acabar con mi paciencia y me hizo vararme en la lectura por más de 3 días, hablo de la parte en la que Winston, el protagonista, lee el libro que le dio la Hermandad.

 

Al principio pensé que sería una parte que abriría un nuevo mundo, pero no. Lo único que aporta la lectura del libro es aclarar algunas ideas. El mismo protagonista dice que el libro solo termino de aclarar unos ideales e ideas que él ya tenía incluso antes de leer el dichoso libro, además de eso la duración de esta parte es muy larga, fácilmente supera las 30 páginas. Y al final no aporta en nada a la historia, es cierto que leer esta parte es fundamental para entender el porqué del mundo y como está formado en la novela. Pero la verdad leer esta parte se me hizo muy largo y aburrido.

 

Después de dicha parte, el libro siguió su curso y varias situaciones me engancharon de nuevo. Por lo cual fue muy entretenido leerlo, a varias personas les molesta un poco que el escritor consuma varias páginas para describir un simple paisaje. Pero yo no soy de esas personas. Me gusta leer como el escritor describe los paisajes, desde el bosque hasta la ciudad u oficinas, es entretenido imaginar completamente estas escenas y tratar de pensar en cómo reaccionarias tu ante las situaciones descritas en la novela.

 

La novela es poco realista, es cierto que en esta época, donde la tecnología está casi en todas partes somos vigilados y acosados por varias personas y en muchos lugares. Pero todavía no llegamos a un punto en el que, literalmente, no podemos ni pensar libremente. Podría ser que falte poco para que lleguemos a este momento, pero aun así lo veo complicado. Por lo demás, paisajes, trabajos, casas, hasta la comida está muy bien descritas.

 

2.    LAS NOTICIAS FALSAS TIENEN MAS VISITAS QUE LAS REALES: Hablamos de una sociedad en la que actualmente se pone más atención a noticias falsas o inútiles que a las reales y verdaderamente importantes, un ejemplo es como quisieron quitar el noticiero del canal uno por que sus noticias hablaban de las verdaderas circunstancias del gobierno colombiano.

 

LA NEOLENGUA EN REDES SOCIALES: En la novela se habla de un tipo de lenguaje creado por el Partido, este lenguaje borra algunas palabras y junta otras haciendo así cada vez el lenguaje menos libre y más monótono, esto ocurre más que nada en redes sociales como twitter donde cada publicación está limitada a 140 caracteres.

 

EL GRAN HERMANO: Se dice que el Gran Hermano de la novela ha sido superado en la actualidad por la inmensa cantidad de tecnología que nos rodea y vigila, esta vigilancia llega a un punto en que los logaritmos son capaces de saber más de nosotros que nosotros mismos, no solo eso sino que el ser humano actual se la pasa con un celular a diario publicando que hace esto solo logra revelar aún más información de nosotros.

 

LIBERTAD O ESCLAVITUD: Hemos llegado a un punto en que para escapar de la total vigilancia tenemos que escondernos exactamente como lo hizo Winston en la novela, tenemos que plasmar nuestras ideas antes de que sean arrebatadas u olvidadas como en el diario de Winston, y tenemos que estar alertas de no levantar ninguna sospecha de alguien o algo, como Winston estaba alertado y escondido de la telepantalla, talvez en Colombia no sea un delito pensar así pero hay países en que una situación así se le llamaría traición y llevaría a una ejecución.

 

IDEALES DESTRUIDOS: Actualmente las personas son fuertes y tienen la libertad y su libre expresión, pero, hasta cuando durara esto. Cada vez se meten más en nuestras mentes ya sea a través de juegos móviles, redes sociales, aplicaciones, trabajos, pasatiempos, etc. Cada vez afectan más nuestro pensamiento y, me pregunto, si llegara un punto en el que al igual que en la novela, nos hagan decir que dos más dos es cinco.

 

 

Para mis queridos estudiantes quienes me inspiran a escribir ahí les dejo algo de mi producción.

 

CENICIENTA EN TRANSMILENIO

Cenicienta tenía permiso para salir del pequeño palacio. Su señora le había otorgado un descanso de dos a seis de la tarde. El tiempo era oro para Cenicienta, no podía desaprovecharlo ni un instante. Ella se encontraba al norte de la ciudad en uno de esos barrios de estrato alto; la cita con su príncipe azul era a las tres y treinta en la Plaza de Bolívar. Cenicienta se vistió, se peinó y maquilló como por arte de magia; a las dos treinta ya estaba lidiando con las incomodidades del Transmilenio. “Una carroza tirada por caballos me vendría bien en estos momentos” pensó Cenicienta mientras miraba con ansiedad su reloj.

Cenicienta logra una silla y se acomoda. Mientras observa por la ventana, escucha una pequeña clase de urbanidad y emprendimiento:

- ¡Buenas tardes damas y caballeros!

-Buenas tardes- responden algunos pasajeros.

-Qué bonito saludar y ser saludado, me disculpan no quiero incomodarlos, pasaré por cada uno de sus puestos muy educadamente dándoles a conocer este delicioso producto llamado…

Cenicienta no quería escuchar a nadie, no quería comprar nada, solo miraba el reloj y las letras rojas que le anunciaban cada parada. Ya eran las dos cuarenta y cinco; aún estaba lejos de su destino.

Las palabras del vendedor eran un eco lejano en el pensamiento de Cenicienta, el peso de sus ojos era ya más fuerte que su ansiedad, así que, se sumergió en un sueño de hadas en el que su príncipe azul llegaba a la casa de su señora con una zapatilla de cristal que le encajaba a la perfección en su cansado pie. Se sentía realmente feliz, por fin ya no soportaría más insultos, no restregaría ollas, ni tendría que madrugar a picar fruta y exprimir naranjas. Mientras tanto, el bus terminaba ya su recorrido seis estaciones más adelante de donde debía bajarse.

Cenicienta corrió, se atropelló con la gente, y se embutió en otro bus para devolverse; su peinado ya estaba desecho y unas profundas ojeras revelaban su cansancio. Desesperada se bajó en la estación de San Victorino, corrió calle arriba, por fin la Plaza de Bolívar. Habían quedado de verse en la farola más cercana a la puerta de la catedral, ahí estaría él, en las escaleras, esperándola con un hermoso ramo de girasoles como se lo había prometido. Hacía ya un mes que no se veían.

Cuando Cenicienta llegó al punto de encuentro ya eran las cuatro y veinte minutos. “Quizás se le hizo tarde también” pensó como para darse un poco de consuelo.

Con esta esperanza, se sentó en la escalera, junto a la farola más cercana a la puerta de la catedral; mientras tanto respiró, se retocó un poco el maquillaje y compuso su peinado.

Un escalón más abajo había un pequeño girasol aplastado y marchito.

 

Marleny Guevara Rodríguez

 

 

QUERIDOS LECTORES, BIENVENIDOS.

 

LEER, ESCRIBIR, HABLAR Y ESCUCHAR ES EXISTIR

 

HIJOS DEL PAN

A mi madre Blanca Rodríguez por enseñarme la esencia de la vida

 

Eres,

amanecer de leche caliente, recién ordeñada,

tus brazos dieron a luz el maíz y la galleta,

el cacao espumoso y la mantecada fresca.

 

Eres,

curuba y chirimoya que escurre,

guarapo fresco con el calor de la caña,

canción en las tardes, guitarra enamorada.

 

Eres,

ocho hijos del horno que ya no existe,

aguadepanela al volver de la escuela,

casa de barro donde creció el durazno y la naranja.

 

Eres,

cuajada, fogón y sopa,

masa de trigo, almidón y leña

envuelto, torta y canasto.

 

Madre,

eres pan recién horneado.

(Autora: Marleny Guevara Rodríguez)

 

 

 

EL ÁREA DE HUMANIDADES QUIERE COMPARTIRLES PARTE DE NUESTRA COSECHA 

 

NUESTRA ANTIGUA BIBLIOTECA Y NUESTRO PRIMER ENCUENTRO CON ESCRITORES

ESTRENAMOS BIBLIOTECA CON NUESTRO SEGUNDO ENCUENTRO DE ESCRITORES

La literatura y la música se unieron para ofrecer un ambiente de aprendizaje e intercambio de saberes entre escritores, y estudiantes de todos los grados que han demostrado amor por la literatura. Este conversatorio tuvo como tema central "La literatura y los desafíos del siglo XXI" además cada escritor nos deleitó con parte de su producción.  


Todos contamos

A continación podrás disfrutar la lectura de nuestro cuento TODOS CONTAMOS, erase una vez......

Descarga
Todos contamos: erase una vez....un cuento
Erase una vez....pdf
Documento Adobe Acrobat 309.9 KB

DULCILEA

Con persistencia y entusiasmo la maestra Nelly Franco motiva la lectura en sus estudiantes;

 

Dentro de las actividades llevadas a cabo durante el FORO INSTITUCIONAL,  el grupo de lectura, DULCILEA,(Área de humanidades) propuso a todos los asistentes, a su sitio de exposición, la creación de un cuento colectivo. La invitación tuvo una gran  acogida y el resultado lo podemos leer a continuación.

 

El texto que leeremos fue escrito a muchas manos, y así como sucede en el cuento todos fuimos niños por un instante, dimos rienda suelta  a nuestra imaginación, creatividad, alegría, entusiasmo, buenos deseos, amor y sobre todo a nuestro gusto por narrar.  Por tanto, el Área de humanidades agradece profundamente a todas las personas que disfrutaron, “el dulce placer de la escritura”, en la creación de esta original  y hermosa historia.